ONCOBLOG
Cáncer de Colon

Cáncer de colon precoz:¿una entidad emergente, un nuevo reto?

Cáncer de colon precoz:¿una entidad emergente, un nuevo reto?

Cáncer de colon precoz:¿una entidad emergente, un nuevo reto?

Actualidad

10 de marzo de 2021 Autor: Dra. Ana Fernández Montes
El cáncer de colon precoz (CCP) es una entidad emergente en nuestro medio, con características clínicas y epidemiológicas específicas y cuyo abordaje supone un reto en su manejo.

Introducción

El cáncer de colon precoz (CCP) es una entidad emergente en nuestro medio, con características clínicas y epidemiológicas específicas y cuyo abordaje supone un reto en su manejo.

Aumentan las consultas de pacientes más jóvenes

Una idea recurrente en nuestro día a día es la cuestión de porqué cada vez acuden a nuestras consultas pacientes más jóvenes. Entendemos por CCP early age onset colorectal cáncer como aquel que acontece antes de los 50 años en ausencia de un síndrome hereditario1. Se trata de una entidad emergente cuyo incremento no es homogéneo a nivel mundial, encontrándose en franco aumento en regiones como Estados Unidos, Corea y Nueva Zelanda. En nuestro medio, el incremento se considera moderado2.

La siguiente pregunta que uno se hace es: ¿a qué se debe? Dado que únicamente se han apreciado alteraciones en línea germinal en el 16% de los casos. Teniendo en cuenta que las causas son multifactoriales, trabajos recientes han demostrado que un índice de masa corporal ≥30, la western diet , la vida sedentaria ≥14 horas/día, el consumo de bebidas alcohólicas, la ingesta de carnes procesadas, ≥20 paquetes de cigarros/año, la esteatosis hepática, el aumento de triglicéridos y la baja ingesta de vegetales, están correlacionados con el incremento en estas franjas de edad. La western diet se ha visto asociada, a su vez, a un incremento de adenomas avanzados3-8.

Hay francas diferencias geográficas, lo que hace que quizá otros factores adicionales, como la exposición a radiaciones y otros factores ambientales, las enfermedades inflamatorias, la atopia, la industrialización de la comida, el empleo de antibióticos en la comida y el uso precoz de antibióticos en la infancia, también jueguen un papel, dado los cambios que comportan en el microbioma, pero el peso específico de cada uno de ellos se desconoce9.

Diferencias diagnósticas y terapéuticas del CCP

Otra pregunta que nos hacemos: ¿qué diferencias diagnósticas y terapéuticas tiene el CCP? Desde el punto de vista patológico y comparando con pacientes ≥ 50años, estamos ante una entidad que presenta con mayor frecuencia síntomas al diagnóstico (86-94% frente al 34-52%), es menos frecuente su detección mediante técnicas de screening (5% frente al 15%), con una mayor duración de síntomas y demora diagnóstica, con histologías de peor pronóstico con mayor frecuencia (mucinosas, anillo de sello y pobremente diferenciadas). A su vez es diferente a nivel molecular con una mayor preponderancia de subgrupos CMS 1 y debuta con estadios más avanzados. Sin embargo, no hay diferencias en su pronóstico a largo plazo, al recibir tratamientos más agresivos10-12.

Derivado de lo expuesto, regiones como Estados Unidos han trasladado su programa de screening de cáncer colorrectal a los 45 años desde el año 201813.

Retos y aprendizaje

Y finalmente, ¿sabemos a qué reto nos enfrentamos? ¿Qué estamos aprendiendo?

La dificultad de su abordaje y el reto diagnóstico que presenta ha quedado patente en una encuesta realizada por parte de la Colorectal Cancer Alliance en 885 pacientes en Estados Unidos, donde se ponen de manifiesto diferentes aspectos. Por un lado, si nos centramos en la conjunción de edad y síntomas, veremos que, en esta población, únicamente un 14% eran conscientes de que sus síntomas podrían tener relación con la presencia de un cáncer colorrectal (CCR), un 37% estaban familiarizados con que sus síntomas podrían corresponder a un CCR; y un 49% exponían no tener ningún conocimiento de que sus síntomas pudieran obedecer a un CCR.

Por lo tanto, cabe destacar los siguientes aprendizajes:
• Primer aprendizaje: desconocimiento del paciente. La mayoría presentaba tres o más síntomas asociados a CCR, siendo los más frecuentes: sangre en heces, dolor abdominal y cansancio. Desde el punto de vista diagnóstico y de la atención médica, la mayoría había consultado con dos o más médicos previo a su diagnóstico (un 17%, a cuatro médicos o más), y la mayoría de los pacientes percibían falta de atención por parte del médico que los evaluaba, derivado de su edad.
• Segundo aprendizaje: falta de sospecha por parte del clínico. Los síntomas más frecuentes fueron, bien solos o combinados: hemorroides, anemia, síndrome del intestino irritable junto con problemas psiquiátricos. A su vez, se corrobora que, a causa de la demora diagnóstica, la mayoría de ellos fueron diagnosticados en estadio III (46,2%) o IV (31,3%).
• Tercer aprendizaje: diagnóstico en etapas avanzadas. Desde el punto de vista de la calidad de vida, se pone de manifiesto que un 19% de los pacientes referían encontrarse agotados emocionalmente, encontrando hasta en un 79% de los casos una interferencia en la vida social y recreativa, derivada de la presencia de una ostomía. Finalmente, dos aspectos del abordaje resultan especialmente importantes a causa de la juventud de esta población, y es que hasta un 50% de los casos referían no haber sido informados del impacto de los tratamientos en la salud sexual y un 69% no fueron informados sobre la preservación de la fertilidad.
• Cuarto aprendizaje: a pesar de que el tratamiento no varía, sí que hay aspectos emocionales, sexuales y de preservación de fertilidad que hay que tener en cuenta13.

Conclusiones

El cáncer de colon precoz se diagnostica en etapas avanzadas derivado de una conjunción de factores por parte del médico y del paciente, que hacen que ninguno de los dos sospeche de su cuadro clínico. Por ello, es necesario educar tanto a los pacientes como a los médicos en los síntomas y signos, y ser conscientes de que estamos ante una entidad emergente.

En su abordaje terapéutico, hay que tener en cuenta aspectos derivados de la salud emocional, sexual y fertilidad, derivados de la juventud de la población.

Por último, el desconocimiento de sus factores causales obligan a estrategias urgentes para identificarlos de cara a establecer medidas de prevención.

Bibliografía

1. Dairi O, Anderson JC, Butterly LF. Why is colorectal cancer increasing in younger age groups in the United States? Expert Rev Gastroenterol Hepatol. 2021:1-10. [Epub antes de impresión].
2. Siegel RL, Torre LA, Soerjomataram I, Hayes RB, Bray F, Weber TK, et al.Global patterns and trends in colorectal cancer incidence in young adults. Gut. 2019;68(12):2179-85.
3. Pearlman R, Frankel WL, Swanson B, Zhao W, Yilmaz A, Miller K, et al. Prevalence and Spectrum of Germline Cancer Susceptibility Gene Mutations Among Patients With Early-Onset Colorectal Cancer. JAMA Oncol. 2017;3(4):464-471.
4. Nguyen LH, Liu PH, Zheng X, Keum N, Zong X, Li X, et al. Sedentary Behaviors, TV Viewing Time, and Risk of Young-Onset Colorectal Cancer. JNCI Cancer Spectr.2018;2(4):pky073.
5. Jung YS, Ryu S, Chang Y, Yun KE, Park JH, Kim HJ, et al. Risk factors for colorectal neoplasia in persons aged 30 to 39 years and 40 to 49 years. GastrointestEndosc. 2015;81(3):637-45.e7.
6. Rosato V, Bosetti C, Levi F, Polesel J, Zucchetto A, Negri E, et al. Risk factors for young-onset colorectal cancer. Cancer Causes Control.2013;24(2):335-41.
7. Zheng X, Hur J, Nguyen LH, Liu J, Song M, Wu K, et al.Comprehensive Assessment of Diet Quality and Risk of Precursors of Early-Onset Colorectal Cancer. J Natl Cancer Inst. 2020:djaa164.
8. Patel SG, Boland CR. Colorectal Cancer in Persons Under Age 50: Seeking Causes and Solutions. GastrointestEndosc Clin N Am. 2020;30(3):441-55.
9. Cao Y, Wu K, Mehta R, Drew DA, Song M, Lochhead P, et al. Long-term use of antibiotics and risk of colorectal adenoma. Gut. 2018;67(4):672-8.
10. Willauer AN, Liu Y, Pereira AAL, Lam M, Morris JS, Raghav KPS, et al.Clinical and molecular characterization of early-onset colorectal cancer. Cancer. 2019;125(12):2002-10.
11. Abdelsattar ZM, Wong SL, Regenbogen SE, Jomaa DM, Hardiman KM, Hendren S. Colorectal cancer outcomes and treatment patterns in patients too young for average-risk screening. Cancer. 2016;122(6):929-34.
12. Wolf AMD, Fontham ETH, Church TR, Flowers CR, Guerra CE, LaMonte SJ,et al. Colorectal cancer screening for average-risk adults: 2018 guideline update from the American Cancer Society. CA Cancer J Clin. 2018;68(4):250-81.
13. Newcomer KL, Porter LD.A delayed path to diagnosis: Findings from young-onset colorectal cancer patients and survivors.[Abstract 5].J Clin Oncol. 2021;39 (Suppl 3).

MAT-ES-2100585 v1 – Marzo 2021
|
|
Volver